Adentro quiebran mis huesos
Fuera se eriza el pelo
Viendo como se apaga
Alma que quemó el fuego

Ahora quedan cenizas
Polvo de un llanto eterno
Abono de una semilla
Nueva que esparce el viento

Leave a Reply